Blog

BAJUN1

VOLANTA

Empezar a implementar Email Marketing: pasos previos

En algún momento se dudó de la eficacia del Email Marketing. Algunos lo llegaron a considerar anticuado. Hoy, en el mundo de la comunicación digital se sabe que es el medio preferido de la mayoría de los clientes. Con eso en mente, no estaría mal concentrarnos en crear nuestra estrategia y empezar a implementar Email Marketing en nuestro negocio.

¿Porqué y cómo empezar a implementar Email Marketing?

Para entender cómo planificar nuestra comunicación vía mail, primero tenemos que estar seguros de cuáles son sus ventajas y cómo explotarlas. Si no tenemos eso en cuenta, terminaremos por producir un flujo de información disperso y de poca utilidad. 

La razón principal por la que este formato sigue – y seguirá- siendo tan utilizado, es la confianza. A diferencia de las redes sociales y los anuncios, en el mundo del correo electrónico cada usuario decide de quién recibir novedades. Quienes usan este medio reciben casi todos sus correos de direcciones que han aceptado previamente. Esto se conoce como opt-in. De esta forma, tanto los usuarios como los negocios saben que la información enviada es de interés. 

Un usuario que acepta y lee nuestros mails está confiando en que no enviaremos cualquier cosa. Si logramos eso, estableceremos un pacto que nos proveerá oportunidades constantes.

Una versión simplificada de este pacto podría entenderse así: “Yo, cliente, te dejaré entrar a mi casilla personal de correo, solo si prometes que voy a estar agradecido con el contenido que me envíes”. Si aceptamos, veamos por dónde empezar para que funcione. 

Tener objetivos claros

Ningún método sirve si no sabemos qué esperamos de él. Tampoco una herramienta nos va a ayudar a crecer por sí misma. Es necesario tomarnos el tiempo de pensar, escribir y aclarar lo más posible nuestros objetivos antes de empezar a implementar Email Marketing. De otra manera, nunca sabremos si lo estamos haciendo bien. 

Probablemente nuestras campañas de email no sean el único elemento de nuestra estrategia de marketing digital, por lo que va a sernos útil saber qué función específica cumple. Nuestros contactos, ¿son clientes fieles? ¿Son personas que hacen consultas? ¿Y llegan a realizar una conversión después de eso? 

Si realizamos un pacto con nuestro público cuando nos comunicamos con ellos por correo, tenemos que saber qué queremos obtener nosotros también. Si todavía no está demasiado claro, podemos tener en cuenta algunos ejemplos clásicos del comercio digital:

  • Generar más tráfico en nuestra web
  • Dar a conocer nuevos productos a un público que ya nos conoce
  • Promocionar eventos en los que participamos
  • Mantener informada a nuestra comunidad respecto de novedades y oportunidades

Estos objetivos pueden combinarse, o pueden ser otros totalmente distintos. Lo importante es saber cuáles son los nuestros. 

Construir tu lista

Una vez que sabemos lo que necesitamos de nuestros contactos, podemos empezar a confeccionar una lista. Con nuestro objetivo listo, sabremos a qué tipo de usuarios apuntamos con nuestros mails, y qué quieren ellos de nosotros. ¿De dónde los sacamos? 

Más allá del recurso obvio de agregar nuestras listas de contactos conocidos, siempre hay algunas cosas cosas más para hacer que nos serán de gran ayuda. 

Banner de suscripción

Siempre es bueno comenzar por un banner de suscripción en nuestro sitio web. Las personas que frecuentan nuestro sitio o llegan a él y se interesan por el contenido, se suscribirán sin pedir nada a cambio. Simplemente porque les interesa lo que hacemos.

Estos pueden ser en formato pop-up, header, slide, o el que más te guste para tu sitio.

Acceso a contenido gratuito

Si bien esos casos suelen ser ideales para el email marketing, no suelen ser los más numerosos. Por lo general, los usuarios son reacios a dar su información porque sí. En cambio, si están obteniendo un beneficio por esa información, lo ven como un precio justo. Puede ser acceso a un documento útil, a un evento gratuito, a una prueba gratuita de tu producto, o muchas otras cosas. Siempre hay algo que podemos ofrecer a nuestro público a cambio de su dirección. 

Siempre conviene pensar estratégicamente el material que ofrecemos: quienes se unan activamente a nuestro público esperarán que mantengamos la calidad en el futuro. 

Detallar los beneficios

Si vamos a comunicarnos con nuestro público por mail, seguramente estemos (al menos un poco) entrenados en la escritura. Para convencer a un público lector de correos, este entrenamiento es muy importante. Podemos explicar y resaltar lo que enviamos a través de nuestros mails, para qué sirven y por qué otros usuarios nos siguen y nos responden por allí. 

Aun cuando no estemos dando nada material a cambio, la perspectiva de pertenecer a nuestra comunidad y enterarse de nuestras novedades puede motivar a nuestros visitantes. 

Ya tienes las bases para empezar a implementar Email marketing

Con estos elementos tendrás cimientos firmes desde los que despegar con tus campañas de Email Marketing. Si quieres seguir aprendiendo sobre estos temas, escríbenos a [email] o deja una consulta aquí. También puedes seguir visitando nuestro blog, en el que subimos regularmente material que nos resulte interesante. 

¡Hasta la próxima!

NOTAS RELACIONADAS

5 consejos para implementar marketing automation

La automatización de procesos puede ayudarte a ahorrar tiempo y dinero para centrar tus esfuerzos en mejorar tus productos o servicios. ¡Entérate de cómo automatizar el maketing de tu negocio en esta nota!

4 tipos de consumidores y cómo atraerlos

No todos los consumidores llegan a un producto de la misma manera. Hoy, aprenderás las motivaciones de algunos de ellos para saber qué y cómo vender. ¡No te pierdas esta nota!

Comparte:

es_AREspañol de Argentina